Checkout.com Blog
>
Qué es una tarjeta virtual para empresas? 

Qué es una tarjeta virtual para empresas? 

May 14, 2024
Checkout.com

Las tarjetas virtuales están transformando la manera en que las empresas gestionan sus finanzas. Estas herramientas digitales ofrecen una solución flexible y segura para realizar pagos en línea y administrar los gastos corporativos de manera eficiente.

Actualmente, el mercado europeo de tarjetas virtuales está en una importante trayectoria de crecimiento, con proyecciones que estiman su valor en 51.84 mil millones de dólares para 2024 y un potencial de aumento hasta alcanzar los 158.40 mil millones de dólares hacia 2029. 

Estas cifras reflejan la creciente adopción de tarjetas virtuales, gracias a sus ventajas en seguridad y eficiencia, ofreciendo nuevas oportunidades para negocios y consumidores en búsqueda de alternativas de pago seguras y prácticas.

En este artículo, exploraremos en profundidad qué son las tarjetas virtuales, cuáles son sus usos y cómo pueden beneficiar a tu negocio.

¿Qué es una tarjeta virtual?

Una tarjeta virtual funciona de manera similar a una tarjeta de crédito tradicional, pero está diseñada exclusivamente para transacciones en línea. No existe físicamente; en cambio, se le asigna un número de tarjeta, una fecha de caducidad y un código CVV, todos generados digitalmente. Esto permite realizar pagos seguros sin necesidad de una tarjeta plástica.

¿Para qué sirve una tarjeta virtual?

Las tarjetas virtuales son herramientas poderosas para la gestión financiera empresarial. Permiten realizar compras en línea, gestionar suscripciones y pagar servicios sin comprometer los datos de cuentas bancarias principales. Además, facilitan la emisión de tarjetas a empleados, mejorando el seguimiento y control de los gastos.

Este tipo de tarjetas, que generalmente es posible agregar a una billetera virtual como Apple Pay o Google Pay, pueden estar diseñadas para un solo uso o para pagos múltiples. Tienes la posibilidad de establecer un límite de gasto o configurarla para realizar pagos a un determinado proveedor.

Tarjetas virtuales vs. tarjetas físicas

Las tarjetas virtuales presentan una serie de ventajas frente a las clásicas tarjetas físicas, aunque también tienen algunas desventajas. Presentamos los pros y contras de ambas opciones en la siguiente tabla.

VentajasDesventajas
Tarjetas VirtualesEmisión instantánea
Límite de gasto y restricciones personalizadas
No se pueden perder ni robar
Dificultan el fraude
No se pueden usar en tiendas físicas
No permiten retirar dinero en efectivo
Tarjetas FísicasPuedes retirar dinero en efectivo
Permiten pagos en tiendas físicas
Deben ser producidas y enviadas por correo
Se pueden extraviar
No se pueden crear para un solo uso

Diferencia entre tarjetas virtuales, digitales y desechables

Las tarjetas virtuales y digitales a menudo se confunden, pero tienen diferencias clave. Las tarjetas digitales están vinculadas a una cuenta bancaria y a menudo tienen un componente físico, mientras que las virtuales son totalmente digitales y pueden ser de un solo uso, conocidas como tarjetas desechables. Las tarjetas desechables ofrecen un nivel adicional de seguridad ya que se invalidan tras realizar un único pago.

Ventajas de tarjetas virtuales para empresas

  • Seguridad. La seguridad es una de las principales ventajas. Al no estar vinculadas físicamente a una cuenta, reducen el riesgo de fraude.
  • Mayor control de gastos. Permiten establecer límites de gasto y monitorizar las transacciones en tiempo real, ofreciendo un control financiero sin precedentes.
  • Insights. Generan datos valiosos sobre los patrones de gasto, ayudando a las empresas a optimizar sus presupuestos.
  • Fuente de ingresos por intercambio. Las empresas pueden beneficiarse de reembolsos y recompensas ofrecidas por los proveedores de tarjetas, convirtiéndose en una fuente de ingreso adicional.

¿Cómo funcionan las tarjetas virtuales para empresas?

Las tarjetas virtuales se emiten a través de plataformas de gestión de gastos. Una vez emitidas, pueden ser asignadas a empleados y departamentos específicos con límites de gasto preestablecidos, lo que facilita la gestión y el seguimiento de los gastos corporativos.

Usos de tarjetas virtuales para empresas

Las tarjetas virtuales para empresas se pueden utilizar con diferentes fines, como por ejemplo:

  • Pagos a proveedores. Paga rápidamente tus facturas, con un mayor control del gasto gracias a los límites que puedes preestablecer para tus tarjetas virtuales.
  • Viajes y eventos. Gestiona reservas y pre-aprueba los gastos de viajes y eventos empresariales.
  • Gestión de gastos cotidianos. Puedes crear tarjetas virtuales para gastos diarios, como almuerzos, insumos de oficina u otros, con límites preestablecidos que te ayudarán a controlar el presupuesto.
  • Facturas recurrentes. Crea tarjetas virtuales para automatizar el pago de facturas recurrentes.

Las tarjetas virtuales funcionan un poco diferente a cómo podrías imaginar con una tarjeta prepago tradicional. En algunos casos, no necesitas cargar dinero en la tarjeta antes de usarla. En su lugar, cuando creas una tarjeta virtual, estableces un límite de crédito o un límite de gasto específico para esa tarjeta, que está vinculado a la línea de crédito de la empresa. 

Los pasos para generar y utilizar una tarjeta virtual para tu empresa serían los siguientes:

  1. Emisión de la tarjeta. La tarjeta virtual se emite a través de una plataforma de gestión financiera, y se asigna un límite de gasto específico para esa tarjeta. Este límite puede ajustarse según sea necesario.
  2. Uso de la tarjeta. Proporcionas los detalles de la tarjeta virtual a tu empleado o proveedor para pagar servicios o facturas. El proveedor procesa la tarjeta virtual de la misma manera que procesaría una tarjeta de crédito física.
  3. Deducción de la cuenta principal. Cuando se realiza una transacción con la tarjeta virtual, el monto se deduce automáticamente de la cuenta principal o de la línea de crédito asociada a la misma. No es necesario transferir fondos a la tarjeta antes de su uso; en cambio, actúa como un mecanismo para acceder a los fondos ya disponibles bajo el control definido.
  4. Control y seguimiento. Puedes revisar y controlar todas las transacciones realizadas con la tarjeta virtual a través de la plataforma de gestión. Esto te permite mantener un control sobre el gasto y asegurarte de que solo se utilice para los propósitos autorizados.

¿Cómo conseguir una tarjeta de crédito virtual?

Obtener una tarjeta virtual es un proceso sencillo que comienza eligiendo un proveedor confiable. Los pasos suelen incluir la apertura de una cuenta empresarial, la verificación de la empresa y la configuración de la cuenta para emisión de tarjetas.

¿Cómo emitir tarjetas virtuales con Checkout.com?

Checkout.com ofrece una plataforma robusta para la emisión y gestión de tarjetas virtuales, facilitando su integración en los sistemas de pago existentes y ofreciendo soluciones personalizadas para cada negocio.

Si las tarjetas virtuales suenan como la solución adecuada para tu empresa, te invitamos a contactar a nuestro equipo de ventas. Ellos te guiarán durante el proceso paso a paso para abrir una cuenta en nuestro sitio y obtener tus propias tarjetas virtuales.

  1. Selecciona el tipo de tarjeta que necesitas. Nuestra empresa ofrece tarjetas virtuales prepago, de crédito o de débito, para un solo uso o para múltiples pagos.
  2. Personaliza el diseño. Elige un diseño atractivo para distinguir a tu marca y obtén las tarjetas virtuales de inmediato.
  3. Moderniza tu sistema de pagos. Podrás usar las tarjetas para realizar distintos pagos en línea y agregarla a billeteras electrónicas para que utilizarla sea aún más sencillo.
  4. Protege tu dinero. Evita el fraude y aumenta la eficiencia de tus gastos creando, combinando y cambiando las reglas que controlan el uso y la validez de la tarjeta virtual.

Para obtener más información, comunícate con el equipo de Checkout.com.

Desbloquea tu potencial de pagos hoy

Contáctanos